Cómo la logopedia interviene en las enfermedades neuromusculares

*Post escrito por Leticia Esporrin,asistente al taller Logopedia como herramienta de mejora, realizado en las jornadas de Atención a las personas con enfermedades neuromusculares organizadas por ASEM Catalunya en PRBB - Parc de Recerca Biomèdica de Barcelona.

Ha sido un taller muy interesante, hemos aprendido a respirar de una forma eficaz, a tragar sin problemas y a cómo podemos mejorar nuestra comunicación, trabajando la forma de hablar.

De todo esto se ocupa la logopedia. El taller ha sido impartido por Esther Lopez y Magda Claret, dos profesionales de Corporación Fisiogestión, una empresa privada que también colabora con la pública haciendo rehabilitación a domicilio, fisioterapia, logopedia y terapia ocupacional.

El formato ha sido un taller con una parte teórica y otra práctica. Los participantes estábamos sentados en círculo y se nos ha animado a preguntar y a participar en un ambiente de confianza que han logrado rápidamente, las logopedas, con su buen hacer.

Nos han repartido una documentación en la que nos explican los problemas que podemos tener las personas con enfermedades neuromusculares, cómo estos nos pueden afectar a cada una de las funciones de la respiración, la fonación: voz y habla y la deglución.

Explican que para sus tratamientos, lo primero que hacen es, con el informe médico, una exploración intensiva, para luego poder marcar los objetivos y el programa para conseguirlos. Su trabajo es interdisciplinar, siempre coordinados con los demás profesionales sanitarios que tienen relación: médico neurólogo, rehabilitador, etc. y con los familiares i cuidadores.

Para la parte práctica, nos han demostrado como un espantasuegras y una caña, no solo son unos objetos de diversión y el mejor acompañamiento para la horchata, nos pueden ayudar junto con una buena posición, un espejito de mesa y unas cuantas pautas a mejorar nuestra respiración. Esto tiene consecuencias directas en la deglución y el habla.

postura respiración Hemos trabajado la postura y luego la respiración diafragmática, nos lo han demostrado y luego han comprobado que lo hacíamos correctamente, llenando los pulmones y vaciándolos utilizando el diafragma, hemos practicado para integrarlo y luego poder continuar en casa.

Respecto a la deglución nos han hablado de la disfagia orofaríngea, un problema con el que nos podemos encontrar y que puede ser causa de muchas molestias, ya que si no hay una buena deglución podemos tener atragantamientos e infecciones pulmonares.

A parte de los ejercicios para reforzar la musculatura, nos enseñan la postura correcta para la deglución, con el cuerpo recto y la barbilla recogida. Nos hablan de los alimentos con riesgo por contener diferentes texturas, solido-líquido que pueden despistar a nuestros músculos a la hora de tragar. También cómo podemos utilizar las diferentes texturas en los alimentos según la gravedad de la disfagia, y como con los espesantes podemos modificar la textura de los líquidos, adaptándolos a las necesidades, cuando estos dan problemas. La importancia de masticar bien utilizando los dos lados de la boca y concentrarnos en el movimiento a la hora de tragar pegando la lengua al paladar y empujando el bolo alimenticio al interior.

ComunicaciónEn los ejercicios para mejorar el habla, nos hemos divertido haciendo caras, siseando, moviendo la lengua, utilizando un montón de músculos faciales y bucales que no conocíamos, nombrando las letras y los días de la semana y también cantándolos. Todo esto para practicar nuestra fonación, la voz, la articulación de las palabras, el ritmo, la entonación, las pausas y cómo manejar todo esto para mejorar la comunicación.

También nos han dado estrategias para los familiares: tener paciencia y no interrumpir las frases y para el enfermo, pensar lo que vamos a decir para ser concretos y aprender a pedir respeto por nuestro espacio para hablar.

Como en toda la jornada en este taller nos hemos reafirmado en que, ante una enfermedad neuromuscular, aunque actualmente no hay muchos tratamientos farmacológicos, hay muchas cosas que hacer para mejorar la calidad de vida y que contamos con muchos profesionales que dedican la suya a ayudarnos con sus conocimientos y su práctica. Podemos soñar con un futuro mejor viviendo el presente con intensidad, como dice el lema de las jornadas.

Leticia Esporrin

Esta entrada también está disponible en: Catalán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *