Los efectos nocivos del estrés en las personas

Los efectos del ESTRÉS en el entorno LABORAL se suelen relacionar con una disminución  importante del rendimiento profesional o de síndrome de agotamiento profesional, menor capacidad de concentración, fallos de memoria, y  falta de interés en el trabajo, lo que  conlleva a la desmoralización del paciente.

El estrés prolongado produce una gran carga sobre los sistemas del organismo, más concretamente en el corazón, vasos sanguíneos, suprarrenal y sistema inmunitario. Las células cerebrales se comunican entre sí mediante mensajeros químicos (neurotransmisores), si estamos expuestos a niveles altos  de estrés  ésta comunicación puede deteriorarse y provocar una disfunción en el organismo.

El estrés puede  provocar efectos perjudiciales a largo plazo:

-Aparición de enfermedades cardiovasculares, como la isquemia, infarto de miocardio, arritmias, hipertensión, y enfermedad vascular cerebral. Algunos estudios observacionales han sugerido que los elementos de estrés ambientales crónicos, incluyendo la tensión en el trabajo y la falta de apoyo social, producen elevación de la presión arterial.

Lesión del tejido muscular (tensión muscular en la zona alta del cuerpo, que desencadena dolor de cabeza o migraña).

Infertilidad, disminución del libido.

-Inhibición de la respuesta inflamatoria que dificulta la regeneración del tejido lesionado.

-La supresión de la respuesta inmunitaria que le hace más vulnerable a las infecciones (virus, microbios, hongos…).

-Síntomas psicológicos: ansiedad, irritabilidad, depresión, una menor capacidad de concentración y  fallos de memoria.

-Trastornos digestivos (anorexia, bulimia, síndrome de colon irritable).

El tratamiento del estrés implica el uso de diferentes técnicas y terapias para reducir la cantidad de estrés al que es sometido el organismo y contrarrestar sus efectos: ejercicios de respiración y ejercicios físicos como el Yoga, Tai Chi, Qi Gong, musicoterapia, ejercicios aeróbicos (mejoran el sistema circulatorio, respiratorio y el sistema nervioso), alimentación equilibrada y Acupuntura. La Acupuntura contrarresta la ansiedad, estimula la respuesta de la relajación y actúa sobre el sistema nervioso central, estimula la liberación de serotonina (neurotransmisor que puede estar disminuido por el estrés prolongado y que está relacionado con la ansiedad, angustia, insomnio y miedos).

Ignasi Ullod

Fisioterapeuta y acupuntor

Esta entrada también está disponible en: Catalán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *