El cambio emocional después de un ictus

El ictus es una enfermedad neurológica, ocasionada por la alteración de la circulación de la sangre en el cerebro.

Síntomas

Los síntomas son diferentes, dependiendo de la zona del cerebro afectada y el grado. Los más comunes:

  • afectación/parálisis de un lado del cuerpo
  • pérdida o disminución de la visión
  • pérdida de fuerza o parálisis de un lado de la cara
  • pérdida o dificultad del habla y/o de la comprensión y/o de la lectura y escritura
  • cambios emocionales

A parte de estas afectaciones, el ictus altera las emociones de las personas, se produce fragilidad emocional, puede influir en la personalidad anterior al ictus y causar cambios en el estado anímico del paciente: por el cambio de vida repentino y/o por las posibles capacidades perdidas. Es importante que los familiares y amigos transmitan cariño, afecto y comprensión.

Un caso real

La Dolores Carmen Martin Millón asiste a reeducación logopédica desde hace un año.

El pasado 19 de noviembre de 2015 cuando se levantó, su marido notó que su comportamiento y sus palabras no eran normales. Fue trasladada a la Clínica Sagrada Familia y de allí a la Unidad de Ictus del Hospital Clínic de Barcelona. Sufrió un ictus con afectación del hemisferio izquierdo del cerebro. Al cabo de una semana fue dada de alta y empezó logopedia en nuestro centro.

Inicialmente presentaba una leve anomia (trastorno en el lenguaje), alexia (pérdida parcial o total de la capacidad lectora), agnosia auditiva (pérdida de la habilidad para procesar el significado de la información auditiva) y disartria (trastorno en el habla).

“No podía hablar pero entendía lo que decían”…”quería escribir y no podía”…”leía pero no entendía”…”No entiendo algunos números pero sé contar”

La evolución ha sido positiva y actualmente presenta una leve disartria del habla y agnosia auditiva en números, afortunadamente su expresión escrita es rica y está preservada, aunque le supone un gran esfuerzo.

El cambio emocional después de un ictus

Loli Carmen, así la llama su familia tiene 68 años, quería ser médico, pero cómo se le daban bien los números su padre la encaminó a estudiar sobre ello. Es licenciada en Económicas y en Derecho, ha aprobado diferentes oposiciones a lo largo de su vida, y aunque ya podía haberse jubilado el pasado mes de noviembre, aún estaba en activo. Loli Carmen tenía un cargo de funcionaria pública. Casada, con dos hijos y una nieta. Su madre aún vive y es la mayor de cuatro hermanas.

A continuación, relata cómo ha vivido a nivel emocional este proceso, se explica con un vocabulario rico y un contenido excelente, produce errores fonológicos, parafasias semánticas y el habla no es del todo fluente:

Cómo me siento

Yo siempre he sido una mujer dura, y ¡quería ser dura!, no era dulce, pero por dentro sentía amor, aunque no lo expresaba… También siempre he sido autoritaria…mi trabajo también hizo que me hiciera así.

Ahora noto que me falta todo…siempre me ha gustado saber y ahora me faltan palabras…Ahora soy frágil, me completo con mi marido buscando palabras.

No sé que me pasa, unas veces lloro por cualquier causa…incluso sin causa clara, sólo siento tristeza.

Otras veces me siento irritada, sin aguantar a nada o a nadie…porque sí…sin saber qué me pasa…No tengo ninguna paciencia…es como si estuviera muy cansada.

No soy llorona ni nunca lo he sido. Ahora sí. Sé que es algo que yo no puedo evitar…sólo pienso que yo no soy la misma y la misma tristeza me hace mal.

Me pasa sobretodo con las personas más próximas y a veces salto sin pensar, luego me entristezco, si lo pienso…siento que las hago sufrir.

Es como si ahora no hubiera límites para sentir. Aguanto poco y tengo prisa para todo. Ya no sé vivir con los demás como antes.

Querría ser de nuevo como era…Noto que los demás me tratan como si fuese más frágil, me ayudan, pero yo siento que me dirigen como si fuera una niña.

Siento como si mi voluntad no cuenta…

Loli Carmen es un ejemplo a seguir como persona y como paciente en constancia, fuerza de voluntad y superación.

 

 

 

 

Esta entrada también está disponible en: Catalán

4 comentarios en “El cambio emocional después de un ictus

  1. La professionalitat de la Logopeda Marta i la voluntat ferma de Loli CARMEN mouen muntanyes de dificultats
    I cada dia amb esforç va millor.

  2. Un exemple a seguir Victòria, moltes gràcies pel comentari ho traslladem a l’equip. Salutacions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *