Aprende a escuchar tu cuerpo

Es un hecho que en la última década el concepto de mejorar la salud mediante la práctica de la actividad física se ha popularizado entre las personas con independencia de la edad. Aunque se ha hecho especial énfasis en la necesidad que los más mayores lo adquirieran como un hábito diario.

Como consecuencia, la práctica de modalidades como el yoga, el tai chi, el do in, aikido, chikung o Liangong entre otros, se ha popularizado puesto que su filosofía y ejecución es aplicable a cualquier edad.

Estas técnicas trabajan básicamente tres componentes: la mente, la respiración y el cuerpo. Seamos o no practicantes de algunas de estas modalidades, cuántas veces hemos oído, o nos han dicho: ¡se tiene que controlar el cuerpo! !tenemos que percibir el cuerpo! ¡tenemos que escuchar el cuerpo!.

Ciertamente, si somos capaces de saber escuchar, percibir, controlar los avisos que constantemente nuestro cuerpo nos da, seguro que nuestra calidad de vida mejorará automáticamente.

Normalmente damos respuesta cuando tenemos dolor, fiebre, sensación de tirantez en la musculatura, inflamación… Llegado a este punto solamente podemos hacer una cosa que es “recurrir al profesional terapeuta”.

Para saber escuchar nuestro cuerpo tenemos que actuar mucho antes. No es fácil, pero tampoco es difícil, tenemos que ser metódicos, constantes, pacientes –no buscar respuestas inmediatas- y sobre todo estar convencidos de querer hacerlo.

Naturalmente tenemos que adquirir una base de conocimientos como sabernos concentrar, relajar, ser conscientes de aquello que frecuentemente no lo somos, ya que estos factores nos ayudarán a conseguir nuestro objetivo: aprender a escuchar nuestro cuerpo.

Esta entrada también está disponible en: Catalán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *