Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

La Sociedad Española de Patología del Aparato Respiratorio (SEPAR) define la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) como una “pneumopatía caracterizada por la presencia de una obstrucción crónica y poco reversible al flujo aéreo causada principalmente, por la reacción inflamatoria al humo del tabaco.” 

Las alteraciones de las vías aéreas (bronquitis, bronquiolitis ) y del tejido (enfisema) pueden coexistir en proporciones diferentes a las personas afectadas de EPOC.

La bronquitis crónica se define clínicamente por la presencia de tos y expectoración durante más de 3 meses al año y durante más de dos años consecutivos, no debidas a otras causas conocidas, según SEPAR

El enfisema pulmonar es una enfermedad definida como el agrandamiento permanente de los espacios más pequeños en los bronquios terminales, con destrucción del tejido.

Actualmente y según EPI – SCAN, se estima que 2.185.764 españoles sufren EPOC con una mayor prevalencia de edad entre 40 y 80 años. Por sexos, las cifras corresponden a 1.571,868 hombres y 628,102 mujeres.

Aún así se estima que un 73% de la población no se encuentra diagnosticada y que por lo tanto, no reciben ningún tratamiento.

El tabaquismo constituye el principal factor casual y de riesgo de la EPOC.

Síntomas

Los síntomas más frecuentes de la EPOC son la disnea (falta de aire) (en estadios más avanzados), la expectoración anormal y la tos crónica.

Diagnóstico

El diagnóstico de la enfermedad EPOC se sospecha ante cualquier paciente que presente los síntomas propios de la enfermedad que son la disnea (falta de aire), la expectoración anormal y la tos crónica, hay que realizar un estudio multidimensional con otras variables clínicas importantes para la valoración de la enfermedad.

La espirometría forzada es la prueba diagnóstica por excelencia, puesto que es la forma más estandarizada , reproducible y objetiva de medir la obstrucción al flujo aéreo.

La gasometría arterial es, junto con la espirometría, una de las pruebas consideradas básicas para medir la función pulmonar.

Las pruebas de ejercicio proporcionan una información útil sobre el impacto de la enfermedad, tienen un valor pronóstico y están directamente relacionadas con la capacidad física que posee el paciente. Hay otros estudios funcionales respiratorios indicados ante la sospecha de posibles otras afecciones en el paciente relacionadas con la EPOC.

Esta entrada también está disponible en: Catalán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *