La fractura de Colles

La fractura de Colles, es la fractura del extremo distal del radio, que es uno de los dos huesos que van de la muñeca al codo, el del lado del pulgar, o sea, una fractura de muñeca.Puede ir acompañada o no de la fractura del cúbito.

Cuando se produce la fractura puede haber un desplazamiento de los fragmentos, el que provoca una deformidad.

Fractura de colles

¿A quién puede afectar más?

Es una fractura muy común en personas de más avanzada edad y, más frecuente en mujeres después de la menopausia por la osteoporosis asociada, puesto que esto hace que los huesos sean más frágiles y se rompan con más facilidad.

¿Cómo se produce la fractura de Colles?

La manera más típica en la que se produce esta fractura, aparte de diferentes traumatismos como accidentes o prácticas deportivas, es por una caída con los brazos extendidos en la que frenamos con las manos al llegar al suelo.

Tratamiento

  1. Puede ser conservador con una inmovilización entre 3-5 semanas que mantendrá inmóvil la muñeca, si la fractura no ha sido grave y no ha habido desplazamiento.
  2. Si la fractura ha sido más complicada y ha habido un pequeño desplazamiento se puede realinear haciendo una reducción sin necesidad de intervenir.
  3. Pero, si la fractura es muy complicada, con un desplazamiento grave o si se ha fracturado en diferentes fragmentos, probablemente se tendrá que intervenir quirúrgicamente colocando clavos o placa para sujetar y recolocar los fragmentos.

Consejos durante la inmovilización

Durante la inmovilización, para ayudar al proceso y facilitar la curación desde casa podemos contribuir:

  • Aplicar hielo. Es conveniente aplicar una bolsa de hielo envuelta en una toalla, trapo o papel, sobre la muñeca, alrededor de unos 15 minutos de 4 a 5 veces al día. Esto nos ayudará a disminuir el dolor y la inflamación.
  • Movilizar los dedos, codo y hombro, para evitar que se instauren rigideces y mantener su función.
  • Mantener la extremidad en elevación. Para evitar la inflamación es aconsejable no tener la mano siempre colgando. Si estamos de pie podemos doblar a ratos el codo, situar la mano al cinturón o bien, meterla en el bolsillo, y si estamos sentados podemos elevar el antebrazo dejándolo descansar sobre una almohada.

Después de la inmovilización, es conveniente empezar con el tratamiento de fisioterapia lo más temprano posible para recuperar la funcionalidad de la mano.

👉  Visita nuestro servicio de fisioterapia

Esta entrada también está disponible en: Catalán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *