TDAH

Lo que debes saber sobre el TDAH

El Trastorno de Déficit de Atención/Hiperactividad (TDAH) es un trastorno del neurodesarrollo muy frecuente en la infancia y la adolescencia.Se manifiesta con síntomas de inatención, hiperactividad e impulsividad, o una combinación de estos.

Más allá de un concepto

A partir de una o la combinación de estas dimensiones se obtiene la clasificación en subtipos clínicos. El TDAH es mucho más que estos tres síntomas, y la prueba está en: 1) la cantidad de estudios que se han realizado con el objetivo de explorar los déficits cognitivos que subyacen en él; 2) y cómo se pueden integrar en un modelo teórico que explique el funcionamiento cognitivo-conductual de este trastorno.

Características

Es habitual que las personas con TDAH puedan manifestar algunas de las siguientes características cognitivas:

  • mala regulación de la motivación
  • mala gestión del tiempo
  • pobre inhibición de respuesta
  • baja memoria de trabajo
  • rechazo a la demora
  • dificultades en iniciar tareas
  • dificultades en planificar y llevar a cabo objetivos de la vida diaria

Estas características cognitivas pueden estar más o menos presentes y manifestarse de diversas formas a lo largo de la vida

Fases

  • Infancia: la hiperactividad i la inatención son los síntomas prioritarios.
  • Adolescencia: la hiperactividad decrece, la inatención se mantiene y se manifiestan más marcadamente signos de mala planificación y organización de tareas.
  • Edad adulta: estas manifestaciones de mala organización y planificación se mantienen y aparece marcadamente la dificultad para conseguir objetivos. La impulsividad y la falta de inhibición de la conducta siguen estando presentes.

Es importante tener en cuenta, no solo el choque inmediato que tiene esta sintomatología en la infancia sino el impacto secundario de estos síntomas en el futuro y en el entorno familiar, social i académico.

Epidemiologia

Los datos epidemiológicos en la infancia son dispares, varían sensiblemente en función de la metodología empleada en los estudios y oscilan desde una tasa de prevalencia del 1% hasta el 20-30%.

El mito

Existe la creencia de que el TDAH es un problema de la sociedad moderna y una invención actual, sin embargo numerosos estudios revelan que cuando se utilizan los mismos criterios metodológicos la prevalencia es similar en todos los países y grupos étnicos estudiados hasta el momento.

Cuando se utilizan los criterios diagnósticos del DSM 5, los índices de prevalencia en niños son del 5% y un 2,5% en adultos, con una mayor frecuencia en varones que en mujeres

Algunos datos

En España las tasas de prevalencia son similares. Es más frecuente en niños que en niñas, con una ratio de 2,5:1 a 5,6:1. Las niñas con TDAH están menos identificadas, posiblemente porque los problemas de conducta son menores y generan menos distorsión en el ámbito escolar y familiar.

Las tasas estimadas indican que uno de cada veinte o treinta niños tiene TDAH, de tal manera se convierte en uno de los trastornos de mayor prevalencia entre la población infantil.

“Más del 80% de los niños diagnosticados de TDAH en la edad escolar seguirán presentando el trastorno en la adolescencia, y entre el 50 i el 65% de estos niños seguirán presentando el trastorno en la edad adulta, la prevalencia de estas edades debería situarse entre el 2 y el 3% o, dicho de otro modo, uno de cada treinta y tres o cincuenta adultos presentaría el trastorno”. Barkley, 2011

La edad de inicio de la sintomatología se sitúa entre los 4 y 5 años, aunque en ocasiones no interfieren de forma significativa en el funcionamiento familiar y escolar hasta edades más avanzadas y es entonces cuando se hace el diagnóstico.

Las causas del TDAH

La etiología del TDAH es neurobiológica y aunque se desconocen las causas específicas, se ha descrito la interacción de múltiples factores genéticos y neurobiológicos que pueden contribuir al desarrollo del trastorno. Los factores ambientales tanto perinatales cómo social-educativo interaccionan con los factores biológicos y modulan la patogénesis, la expresión clínica y la evolución del trastorno.

Tratamiento

En estos momentos el tratamiento de primera elección en el TDAH es el farmacológico cuando la sintomatología es moderada o grave. Juntamente con el tratamiento farmacológico es recomendable iniciar terapia psicológica y psicopedagógica.

Es importante tener en cuenta que el TDAH es un trastorno del neurodesarrollo y como tal sus manifestaciones van cambiando a lo largo del tiempo, es lógico pensar que los tratamientos a aplicar también deben irse modificando en función del momento, la edad y la sintomatología que presente el niño.

Se debe ir revisando el tratamiento a medida que el niño crece

En la intervención hay que tener en cuenta la comorbilidad (coexistencia de diferentes patologías), ya que los trastornos asociados también deberán tratarse, por ejemplo, iniciar una terapia de logopedia destinada a trabajar la conciencia fonológica, si se detecta uno específico del aprendizaje de la lectura. Es por ello que el clínico deberá replantearse los tratamientos y formular nuevos objetivos en función de la evolución y las manifestaciones clínicas, ya que pueden ir apareciendo nuevos trastornos que requieren un abordaje distinto al del TDAH.

En el área psicológica solo la terapia cognitivo-conductual ha mostrado evidencia científica de eficacia terapéutica.

Implicación del entorno

La intervención debe realizarse teniendo en cuenta a los padres, al propio niño y a la escuela. Es preciso realizarla con los progenitores, no únicamente a nivel psicoeducativo, es decir ofrecer información sobre el trastorno y los problemas asociados, sino que ellos también precisarán un entrenamiento específico para aprender estrategias sistemáticas y efectivas para manejar la sintomatología del TDAH y los problemas de conducta que puedan ir asociados.

Ayuda a los padres

Existen numerosos programas de entrenamiento conductual a padres pero todos tienen unos principios comunes, entre otros objetivos:

  • Técnicas de manejo de contingencias, registros y monitorización de la conducta.
  • Técnicas para mejorar la comunicación.
  • Estrategias para ayudar al niño a resolver problemas.
  • Técnicas para incrementar la rutina, la organización y el control del tiempo.
📌 Si quieres saber más sobre el TDAH ofrecemos un seminario el próximo 31 de mayo a las 18h. + info 👉 AQUÍ 
📲 También puedes seguir la sesión en nuestra página de Facebook

Esta entrada también está disponible en: Catalán

Sobre

Licenciadas en psicología. Neuropsicólogas Centre de Neuropsicologia Infantil del Maresme (CNIM). Mataró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *