Pausa activa

Desde hace un tiempo, se ha puesto muy de moda el concepto Pausa Activa, pero ¿qué es una pausa activa?Una pausa activa es un breve espacio de tiempo dentro de una rutina laboral destinada a realizar una actividad física. Con estas pequeñas paradas se consigue una ruptura de las posturas mantenidas y/o forzadas con el objetivo de disminuir la fatiga emocional, muscular, visual… y el cansancio generado por el trabajo.

Los beneficios de romper la rutina postural y de trabajo tiene diferentes beneficios a nivel físico, intelectual, emocional y social.

  • Físicamente: relajamos zonas corporales más demandadas durante nuestra jornada laboral. Prevenir lesiones músculo esqueléticas.
  • Intelectualmente: Parar unos segundos y dejar de estar centrados en una tarea, nos reactiva y mejora nuestro estado de alerta.
  • Emocionalmente: La sensación de cuidarnos y de crear consciencia de la importancia del auto cuidado, nos produce bienestar.
  • Socialmente: La participación de los compañeros en una actividad fuera de lo común afecta positivamente la comunicación y relación.

¿Dónde realizarlas? ¿Cómo realizarlas? ¿Cuándo realizarlas?

Haremos las pausas activas en nuestro puesto de trabajo. No necesitamos nada más que tomar consciencia y dedicarnos unos segundos. Para empezar una pausa activa, os recomendamos:

  1. Sentarse correctamente
  2. Tomar consciencia de la postura que tenemos
  3. Hacer una respiración abdominal
  4. Empezar una rutina de dos ejercicios.

Haremos pausas activas de 2 minutos cuatro o cinco veces al día para una jornada laboral de ocho horas con el objetivo de romper la dinámica estática.

Esta entrada también está disponible en: Catalán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *