¿Qué es la enuresis infantil?

“Mama, papa… Lo siento! No sé cómo ha pasado!” Esto podría ser una de las típicas frases de un niño afectado de enuresis.

¿Pero qué es realmente la enuresis?

Bajo este nombre, encontramos una afectación del control de la micción que se basa en una contracción involuntaria de la vejiga, en la etapa infantil-adolescente. Por lo tanto, serían las micciones incontroladas más allá de la edad del control vesical, el cual no se da por completado hasta los, aproximadamente, seis años (los niños no tienen continencia total hasta los cuatro años, y hasta los seis, pueden tener accidentes, puesto que se trata de un reflejo de maduración tardía).

Estadísticamente, es más frecuente en niños y afecta a un 10% de niños mayores de seis años.

La enuresis la podemos clasificar de varias maneras:

A-. SEGÚN MOMENTO DEL DÍA:

A.1. DIURNA: Afecta más a las niñas. Siempre tenemos que excluir infecciones de orina, lo que hará importante las normas de higiene-limpia.

A.2. NOCTURNA: La más conocida y la más frecuente. Afecta más a los niños. Se produce durante la fase del sueño de ondas lentas, generalmente del paso del sueño profundo al sueño ligero.

B-.SEGÚN CONTROL DE MICCIÓN:

B.1. PRIMARIA: Nunca ha habido control de la continencia. Generalmente, mejora en la pubertad. Las causas van desde un retraso en el desarrollo, factores genéticos, desórdenes del sueño… hasta alteraciones hormonales.

Siempre tenemos que excluir malformaciones tracto urogenital (duplicidades uretrales)

B.2. SECUNDARIA: Afecta a niños de más edad, los cuales han pasado por una fase de continencia total. Casi siempre, la causa es psicológica/emocional, aunque también debemos tener en cuenta causas traumáticas, infecciones de orina, entre otras.

Hace falta siempre diferenciar la enuresis de la nicturia. Con este término se entiende un aumento de la frecuencia de la micción nocturna pero no incontinencia.

Las causas de la enuresis (que es un síntoma y no una enfermedad por sí mismo) pueden ser de origen:

A-. ORGÁNICO: Siempre existe una causa física (ej. Afectación congénita)

B-. FUNCIONAL: El 95% enuresis son de este tipo. Tiene que ver con la maduración del sistema nervioso central.

C-.HERENCIA: La mayoría; si uno o ambos de los progenitores sufrieron enuresis, se multiplica la probabilidad de sufrirla.

D-. INMADUREZ VESICAL POR INESTABILIDAD DEL MÚSCULO DETRUSOR (más la diurna): Aspectos cognitivos no integrados (si forzamos el aprendizaje de la continencia podemos tener problemas de integración) o alteraciones del sueño.

Los tratamientos de la enuresis se tienen que iniciar según la preocupación de los padres y del niño. Salvo las causas orgánicas (donde a menudo el tratamiento puede ser quirúrgico), el resto tienen tratamiento médico, y entre estos la Fisioterapia tiene un papel importante.

LOS TIPOS DE TRATAMIENTOS MÉDICOS NO QUIRÚRGICOS SON:

1-.DESPERTAR PIPI: Ayuda a crear un reflejo condicionado. Tiene efectos secundarios, sobre todo a nivel de los padres puesto que rompe el ritmo del sueño.

2-.FÁRMACOS: Imipramina, anticolinérgicos

3-.FISIOTERAPIA: Técnicas que intervienen en la regulación del ritmo cicardiano  (24h) de la alternancia sueño-vigilia. Son técnicas que actúan a nivel hipotálamo, el cual regula el sueño.

Dentro de estas técnicas de fisioterapia tenemos:

A- La gimnasia hipopresiva (Marcel Caufriez): Técnica rítmica que potencia el estado de vigilia.

B- Masaje psicosensorial

C- Técnicas Watsu

4.- CAMBIO DE HÁBITOS: Regulación del sueño, hábitos higiénicos.

En resumen, ante un caso de enuresis, tanto padres como profesionales, deben tener claro que:

– No es una enfermedad

– Tiene solución

– A menudo puede ser una decisión inteligente esperar a que se dé el desarrollo natural del niño.

Dra. Eva Selicke

Esta entrada también está disponible en: Catalán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *