Relación de la Diabetes con la microbiota intestinal

La diabetes es una patología crónica, según los datos de la Federación Española de Diabetes, cada año fallecen en España aproximadamente 25.000 personas por complicaciones derivadas de la diabetes.

El número de personas afectadas por diabetes tipo 1 y 2 sigue aumentando en estas últimas décadas, principalmente por el aumento de sobrepeso, cambios alimenticios y el exceso de antibióticos en la edad temprana (primeros 3 años), que producen desequilibrio de la microbiota intestinal y mayor permeabilidad intestinal.

Factores que modulan la microbiota intestinal

La microbiota es modificada por diferentes factores: alimentación poco variada, menor ingesta de frutas y verduras, dieta rica en grasas y por padecer estrés. Este tipo de alimentación y hábitos poco saludables pueden producir inflamación de bajo grado característico de la diabetes y obesidad. En consecuencia, la diabetes tipo 1 y 2, están asociadas a un desequilibrio de la microbiota intestinal, antiguamente llamada flora intestinal.

Concretamente en un estudio realizado en Finlandia (Matti O. Ruuskanen, 2002-2017), el consumo de la carne roja se asocia con diabetes tipo 2 y con un mayor riesgo cardiovascular, por un aumento de la trimetilamina (sustancia que se produce durante el metabolismo de bacterias intestinales), que a su vez produce inflamación del tejido adiposo, situado en la zona abdominal. La inflamación del tejido adiposo implica una inflamación de bajo grado, esta última a su vez contribuye a una menor saciedad (sobrepeso), mayor resistencia a la insulina y una mayor glucemia en sangre. Además de la carne roja, el exceso de la ingesta de alimentos ricos en grasas: mantequilla, embutidos o carne procesada, producen una endotoxemia (toxinas de nuestro organismo), que disminuyen el número de bacterias beneficiosas como las Bifidobacterias (por ejemplo, el yogur fortificado con este tipo de bacterias) y aumentan el número de bacterias perjudiciales. La endotoxemia, también se asocia a una inflamación de bajo grado, sobrepeso y diabetes tipo 2.

Objetivos alimentarios y buenos hábitos en la diabetes tipo 1 y 2

  • Mejorar el índice de masa corporal (IMC).
  • Actividad física especialmente de tipo aeróbica (ciclismo, correr, bailar, natación, caminar) de forma moderada y controlada para no alterar los niveles de glucosa en sangre.
  • Realizar cinco comidas al día.
  • Evitar un consumo excesivo de hidratos de carbono, reducir azúcares simples a cifras menores de un 10% (pasta, panes refinados y productos azucarados) para mejor control de la glucemia.
  • Evitar alimentos con alto índice glucémico: Pan blanco, galletas, patatas, zanahoria cocida, copos de avena, miel, azúcar.
  • Dieta equilibrada: consumo elevado de frutas y verduras y bajo contenido en grasas saturadas (mantequillas, embutidos, carnes rojas…) y reducir el consumo de alimentos procesados.
  • Los cereales integrales tienen más cantidad de fibra y, por lo tanto, la absorción de los hidratos de carbono es más lenta.
  • Alimentos ricos en fibra 30-40 g/día (nueces, lentejas, guisantes, coliflor, brócoli), pueden evitar hipoglucemias.
  • Reducir el consumo de alcohol, ya que puede provocar hipoglucemias y mal control glucémico.
  • Método del plato: la mitad del plato debe ser de verduras (también se pueden incluir en esta parte ensaladas), la otra mitad se divide en dos partes iguales: un cuarto de plato de proteínas (pescado azul, pollo o pavo y legumbres), el otro cuarto de hidratos de carbono (arroz integral, patata, calabaza y pasta integral).
  • Consumo de fruta 2-3 piezas de tamaño pequeño al día con menor contenido en hidratos de carbono: Kiwi, melón, fresas, naranjas. Para un mejor control de la glucemia, acompañar la fruta con frutos secos o yogur.

Conclusión

Los últimos estudios, sugieren que el tratamiento con probióticos, prebióticos, dieta variada y hábitos alimentarios saludables modulan la microbiota intestinal y en consecuencia mejora el sobrepeso y la diabetes 2.

Además, este tipo de tratamiento pueden ser preventivo en el embarazo y en la lactancia, debido a que la microbiota de la madre y el tipo de parto influyen en la edad temprana del bebé, ya que su microbiota y el sistema defensivo no está totalmente formados hasta el primer y tercer año de vida. El tratamiento aplicado de forma temprana modula la microbiota intestinal que repercute favorablemente en la diabetes tipo 1 y 2.

Referencias bibliográficas:

1-Patrice D. Cani, Rodrigo Bibiloni, Claudio Knauf, Aurelie Waget, Audrey M. Neyrinck, Nathalie M. Delzenne, Rémy Burcelin.(2008). Cambios en el control de la microbiota intestinal Inflamación inducida por endotoxemia metabólica en obesidad y diabetes inducidas por dieta alta en grasas en ratones. American Diabetes Association. Diabetes 2008;57(6):1470–1481. https://doi.org/10.2337/db07-1403

2-Smadar Shilo, Anastasia Godneva, Marianna Rachmiel, Tal Korem, Yuval Bussi, Dmitry Kolobkov et al. (2022) El microbioma intestinal de adultos con diabetes tipo 1 y su asociación con el control glucémico del huésped. American Diabetes Association. Diabetes Care 2022;45(3):555–563https://doi.org/10.2337/dc21-1656

3- Matti O. Ruuskanen. Pande P. Erawijantari, Aki S. Havulinna, Yang Liu, Guillaume Méric, et al (2022). La composición del microbioma intestinal es predictiva de diabetes tipo 2 incidente en una cohorte poblacional de 5.572 adultos finlandeses. Diabetes Care 2022;45(4):811–818 https://doi.org/10.2337/dc21-2358

4-Yolmar Valero, Jhoana Colina, Héctor Herrera. (2015) La microbiota intestinal y su rol en la diabetes. An Venez Nutr vol.28 no.2 Caracas dic. 2015

5-Estela Rosell Masses. Microbioterapia para curar la Dt1. (2022). Fundación DiabetesCero.  Institut de Recerca Biomèdica IRB Lleida, laboratorio de metagenómica del Institut de Recerca del Hospital Universitario de la Vall d´Hebron (IR-HUVH) DiabetesCERO 5 abril, 2022

6- Ileana Martínez-Cabrera et a col. (2018). Microbiota intestinal y salud en humanos: obesidad y diabetes mellitus tipo 2.  a Rev. argent. endocrinol. metab. vol.55 no.3 Ciudad Autónoma de Buenos Aires set. 2018

7- Mahan, L. K.; Escott-Stump, S. (2021). Krause Dietoterapia. Barcelona: Elsevier Masson.

Puedes leer además nuestro post: Ejercicio terapéutico en pacientes con diabetes, para completar la información de este post!

Para más información consulta con nuestro especialista el Dr. Ignasi Ullod, o rellena este formulario y te contactaremos!

    Le informamos que los datos recogidos en el presente formulario, serán tratados por Corporación de Administración Sanitaria A.I.E., para poder atender y dar respuesta a su solicitud de información. Si necesita más información o quiere ejercer sus derechos sobre estos datos consulte nuestra Política de Privacidad.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *