¿Por qué es interesante realizar ejercicios propioceptivos?

Los ejercicios propioceptivos de extremidades inferiores son aquellos que realizamos generalmente en carga, sobre el suelo, de pie y sentado.

Las extremidades inferiores tienen la capacidad de contacto con el suelo, de equilibrar y sostener correctamente el cuerpo y hacer posible su movimiento y desplazamiento.

Biodinámicamente el peso del cuerpo gravita sobre los dedos de los pies, el ser humano está preparado para avanzar, saltar, correr…con este hecho tan fisiológico provocamos un aumento de nuestra vitalidad, nos relacionamos con la tierra e inducimos a una descarga de energía en el suelo.

Por este motivo todo este trabajo propioceptivo nos suministrará energía en las piernas y en los pies y por su correspondencia al resto del cuerpo y de la mente. Es decir, estimulando estos mecanismos a través de estos ejercicios conseguiremos:

– regenerar los circuitos del cuerpo, y de esta manera mejorar el funcionamiento, y disminuir el dolor.

– estimular todo nuestro mecanismo energético.

Lesiones articulares, procesos degenerativos como la artrosis en las rodillas, en los tobillos y en las caderas pueden alterar cuantitativamente y cualitativamente las informaciones que llegan al sistema nervioso central  por medio de los receptores articulares provocando alteraciones tanto en la estática como en la marcha además de dolor.

Ejercicios propioceptivos sentado

Es importante el trabajo propioceptivo para mejorar la función y calidad de los receptores articulares alterados, restableciendo pues su funcionamiento y como consecuencia mejorar tanto el dolor articular como la movilidad de piernas y de la columna vertebral así como estimular la vitalidad y energía corporal.

Jordi Valeta

Fisioterapeuta

Esta entrada también está disponible en: Catalán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *