¡Melón y sandía, los grandes aliados del verano!

El verano, una época perfecta para relajarse, tomar el sol, disfrutar en una terracita y tomar frutas de lo más refrescantes e hidratantes que solo podemos consumir en estos meses. Es el caso, por ejemplo, de la sandía y el melón, un tándem perfecto que nos ayudará a hidratarnos y que, además, están ¡riquísimas!

Muy fáciles de consumir, ya que no necesitan ser peladas. Estas frutas refrescantes y apetitosas se convierten en las más utilizadas durante esta época tanto en postres, tentempiés, entrantes,… Además, están indicadas para quienes tienen dificultades para masticar alimentos dada la suavidad de su textura. Su elevado aporte de agua las convierte en unos potentes hidratantes, muy recomendable en personas mayores que tienden a manifestar desagrado por tomar agua.

Estas frutas aportan en su mayor porcentaje agua, vitaminas, fibra y antioxidantes, que retardan el envejecimiento celular. Casi el 90% están compuestas por agua y además son bajas en calorías (unas 35Kcal/100g).

La sandía contiene:
  • Vitamina A en forma de carotenos, concretamente el licopeno, pigmento que le da el color rojo característico además de ser antioxidante.
  • Vitamina B6 que regula el sistema nervioso.
  • Vitamina C se encuentra en menor proporción, favoreciendo el sistema inmunológico.
El melón:

Cuenta con propiedades similares a las de la sandía, aunque con mayor cantidad en vitamina C, potasio y Beta-Caroteno.

Se recomienda un consumo adecuado, pero sin excesos ya que puede llevar a un desbalance energético, especialmente en personas diabéticas o con fallos renales. Un consumo de entre 2/3 veces al día, picados en trozos pequeños es lo ideal.

¡Así que a seguir disfrutando del verano y a hidratarse!

Esta entrada también está disponible en: Catalán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *