Ritmos. fisioterapia y sexualidad
Posts Relacionados

Ritmos, fisioterapia y sexualidad

A menudo nos preguntamos porque nos emociona una canción y nos pone la piel de gallina. Tiene una explicación: los ritmos.

Los ritmos son importantes para el buen desarrollo de la vida de cualquier ser vivo. Hay muchas clasificaciones, pero la más usual es la de Enrigh (1981) que los agrupa según la frecuencia de su oscilación.

Clasificación de los ritmos

  1. Ultradianos: son los que ocurren varias veces en un día, en períodos inferiores a 19 horas, como el ritmo cardíaco.
  2. Circadianos: son los que duran entre 19 – 29 horas, como el ritmo del sueño-vigilia.
  3. Infradianos: son los ciclos que duran más de 29 horas, como el ritmo menstrual.

Diferencia entre ritmo y ciclo

Podemos afirmar que los ritmos biológicos son una adaptación al entorno y hay que diferenciar ritmo de ciclo.

Un ciclo es una sucesión de acontecimientos que tienen lugar de forma repetitiva, siempre en el mismo orden, sin tener en cuenta el tiempo en que tienen lugar. Cuando cada ciclo pasa en un intervalo de tiempo constante y previsible, podemos decir que estamos ante un ritmo.

Fisioterapia y sexualidad

¿Y cómo podemos relacionar la fisioterapia con la sexualidad? Pues a través de la fisiosexologia. Esta disciplina tiene una base científica de acuerdo con la ciencia de la motricidad (estudio del movimiento), erotologia (ciencia del erotismo), antropologia sexual (comportamiento sexual humano) y semiologia sexual (ciencia del lenguaje verbal con relación a la sexualidad).

Ritmos, fisioterapia y sexualidad

Términos relacionados

Para entrar en materia, os explico algunos términos relevantes:

  • Función erótica: está relacionada con la práctica sexual y tiene una parte de socialización (motivación para interactuar con los otros que ayuda al desarrollo del individuo). Y también tiene una parte de equilibrio psicológico y físico (relación con el individuo consigo mismo relacionada con el autoconocimiento para poder darse a conocer a los demás).
  • Pareja: la pareja puede ser meramente sexual o amorosa.
  • Emotivación: en el ámbito biológico, el amor va asociado a las hormonas de tipo anfetaminas. Y en cuanto al sexo, este va asociado a los niveles de dopamina. Por tanto, la emotivación (emoción+motivación) siempre va asociada a la dopamina.
  • Hipotálamo: es una región cerebral donde se codifican los ritmos del cuerpo, incluyendo la libido (deseo de sexo). La libido en la mujer es frecuencial mientras que en el hombre es lineal.
  • Lóbulo frontal: es una región del cerebro donde aparecen todas las prohibiciones y es en parte la culpable de las alteraciones no orgánicas sexuales.
  • Placer: es un tipo de estimulación neurológica.
  • Orgasmo: es la parte emocional del placer.
  • Orgasto: es la manifestación física del orgasmo. Es una explosión de placer que en las mujeres puede manifestarse de diferentes formas (eyaculación….) y en los hombres solo a través de la eyaculación.
  • Zonas erógenas: estas pueden ser de distintos tipos:
    • Primarias: que son las más primitivas como el clítoris, el glande, labios menores, vagina anterior, meato uretral y zona anal.
    • Secundarias: como las mama, nalgas, sacro, cara descendiente del muslo, talón de Aquiles y tobillo. Estas son zonas que a través del masaje podemos aumentar la activación sexual.
    • Terciarias: estas zonas difieren mucho de un individuo a otro, puesto que dependen mucho de las experiencias pasadas. Estas son muy importantes en el tratamiento puesto que pueden ser activadoras o inhibidoras de la activación sexual. Por tanto, será importante saber cuáles son en el tratamiento de la disfunción sexual.

Trastornos sexuales

Los trastornos sexuales a pesar de que, generalmente, el problema es multicausal con combinación de elementos biológicos, psicológicos e interpersonales que causan una preocupación personal, los podemos clasificar en:

  1. Trastorno del deseo sexual: disminución o inhibición persistente o recurrente del pensamiento sexual con o sin deseo de la actividad sexual. En este trastorno también puede existir la aversión fóbica.
  2. Trastorno de excitación sexual: incapacitación de llegar o mantener la excitación sexual suficiente. Causa preocupación y se expresa como falta de excitación subjetiva o genital.
  3. Trastorno orgásmico: dificultad, retraso o ausencia de orgasmo después de recibir la estimulación y excitación sexual suficiente.
  4. Trastorno del dolor sexual: Puede aparecer con dolor genital asociado al coito (dispaurenia) o espasmo involuntario vaginal que dificulta la penetración (vaginismo). En el hombre el dolor sexual, casi siempre va asociado a una patología orgánica como el priapismo (dolor por erección continuada) asociado a la diabetes.

En la mayoría de trastornos es necesario hacer una reprogramación consistente en:

  1. Mejora corporal global: integración de todas las partes del cuerpo (por ejemplo recomendando el masaje sensorial rítmico).
  2. Redescubrimiento del cuerpo por secciones: con técnicas como el examen visual del aparato genital y técnicas de vibración.
  3. Aproximación al otr@: a través de técnicas de ejercicios de touching postural y dinámico.

En todos estos trastornos y siempre después de un buen diagnóstico la fisiosexologia puede ayudar a estos pacientes.

Técnicas de fisioterapia

También a través de técnicas de fisioterapia basada en técnicas corporales podemos tratar algunas afectaciones. Utilizando técnicas hipopresivas y el trabajo del suelo pélvico para tener conciencia del mismo y de la respiración.

Ritmos, fisioterapia y sexualidad

¿Qué es el suelo pélvico?

Es el sistema de músculos y ligamentos que se encuentran en la base de la pelvis y que actúan como un suelo amortiguador, en el que se apoyan las vísceras, la vejiga urinaria, el útero y el recto.

¿Qué pasa si los músculos no funcionan correctamente?

Que el suelo pélvico se debilita, se pierde la función de sostén y la estabilidad de las estructuras que se apoyan en él.

Entonces aparece:

  • Incontinencia urinaria o fecal.
  • Desprendimiento de vejiga y/o vagina.
  • Disfunciones sexuales.

¿En qué consiste el tratamiento?

El primer paso es realizar un diagnóstico, y el segundo es programar un tratamiento personalizado que puede incluir técnicas como:

  • Electroestimulación.
  • Reeducación miccional.
  • Gimnasia abdominal hipopresiva.
  • Hábitos adecuados.

¿Qué es la gimnasia abdominal hipopresiva®?

La gimnasia abdominal hipopresiva® es uno de los métodos más eficaces para trabajar la musculatura de la faja abdominal y del suelo pélvico que, además, permite obtener grandes beneficios a nivel postural, visceral y estético.

¿Para qué sirve?

Refuerza la faja abdominal, tonifica el suelo pélvico, relaja el diafragma, libera las tensiones del cuerpo y previene problemas futuros, como las temidas pérdidas de orina y mejora la función sexual.

BIBLIOGRAFÍA
1. Basson, R et al.(2000). J. Urol, 163, 888-893report on the   International Development Conference on Female Sexual Dysfunction.
2. Dennerstein et al (2005). JSM, 2(3) 118-132
3. Laumann et al (1999). JAMA, 201 (6) 537-544
4. Oberg et al (2004). JR, 16, 261-269
5. FSDeducation.eu
6. Master fisiosexologia: Marcel Caufriez. 

¿Estás interesado en nuestros tratamientos de hipopresivos o suelo pélvico?

Rellena este formulario y te informaremos 👇




Le informamos que los datos recogidos en el presente formulario, serán tratados por Corporación de Administración Sanitaria A.I.E., para poder atender y dar respuesta a su solicitud de información. Si necesita más información o quiere ejercer sus derechos sobre estos datos consulte nuestra Política de Privacidad.

Esta entrada también está disponible en: Catalán

6 comentarios en “Ritmos, fisioterapia y sexualidad

  1. Un articulo muy interesante y que ayuda a normalizar la sexualidad. Os animo a seguir en esta línea.

  2. Normalizar, informar y dar conocer la fisioterapia en estos ámbitos es muy necesario!! Muy interesante!! Enhorabuena por el post!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *