Cómo compensar las comidas en Navidad

Las Navidades son épocas de alegría y felicidad para reunirse en familia y disfrutar de buenos momentos pero también sinónimo de excesos alimentarios, de alcohol y un consumo de alimentos que no solemos comer durante el resto del año, ricos en grasas y azúcares. Estos excesos perduran a lo largo de dos semanas y ello conlleva ineludiblemente a un aumento de peso y sensación de hinchazón y ardores. Habitualmente estas comidas suelen componerse de un completo aperitivo, primeros platos (caldos, marisco, etc,.) y unos segundos platos copiosos (carnes rellenas, pescados, canelones,…). Además a esto hay que añadirle el acompañamiento de refrescos, vinos, cavas,… que aumentan en gran medida el consumo de azúcares. No hay que olvidarse además, de los postres (pasteles, cremas, bizcochos, y por último una extensa sobremesa compuesta de turrones, mazapanes, polvorones y dulces en general, además de licores y demás bebidas destiladas.

Por todo ello, el consumo de calorías puede verse aumentado en 1000-1500 kcal por cada comida. Además, normalmente se suele disminuir la práctica de ejercicio físico por las vacaciones y falta de tiempo ya que lo ocupamos a los preparativos y a la compra de regalos. Esto puede implicar que se produzca una reserva de energía en forma de grasa corporal.

¡CONSEJOS PARA UNAS NAVIDADES SALUDABLES!

  • Controlar el tamaño de las raciones en los platos
  • Introducir algún acompañamiento de verduras u hortalizas en los platos
  • Vigilar el consumo de bebidas alcohólicas y bebidas azucaradas
  • Preparar postres que se compongan de alguna fruta o frutos secos
  • Compensar con algún tipo de actividad física moderada (salir a caminar a paso ligero durante 30-45min, realizar una tabla de ejercicios en casa)

Compensar en aquellas comidas no festivas (como la comida del mediodía de Nochebuena, la cena de Navidad o la cena de Año Nuevo) con platos compuestos de verduras (ensaladas, cremas verduras) y frutas (piña, kiwi, mandarinas,..) acompañados de un plato proteico, ya que la proteína ayuda a digerir (metabolizar) el exceso de carbohidratos (tortilla francesa, queso fresco bajo en grasas, filete de pollo o pavo).

Esperamos así que paséis unas saludables y entrañables fiestas en compañía de vuestros seres queridos ¡Feliz Navidad!

Esta entrada también está disponible en: Catalán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.