Método Pilates, un gran aliado para nuestra hernia discal

¿Qué son los discos vertebrales y qué papel juegan en nuestra columna?

El disco intervertebral lo encontramos entre los cuerpos vertebrales y es el encargado de amortiguar y dar ligera libertad de movimiento entre vértebra y vértebra. El disco por su parte central (núcleo pulposo) está formado por una masa gelatinosa y por su parte externa está recubierto por un anillo fibroso encargado de limitar la rotación entre ambas vértebras.

¿Cómo se pHernia discalroduce la hernia discal?

Cuando el disco se degenera y/o desgarra, el núcleo se desplaza fuera del anillo produciendo así, compresión en la raíz nerviosa o en casos más graves, compresión en médula espinal.  Como consecuencia de ello, puede aparecer  dolor y otros síntomas tales como la rigidez, parestesias (adormecimiento, hormigueo) en una o ambas extremidades, déficit de fuerza muscular, etc.

¿Puedo realizar cualquier tipo de ejercicio físico?

Hemos de tener especial cuidado en todas aquellas actividades que impliquen un riesgo mayor de compresión a nivel de nuestras articulaciones, tales como el correr o saltar, ya que pueden agravar nuestra patología. Nuestro principal objetivo se centrará en el fortalecimiento de nuestra musculatura paravertebral y abdominal ya que, junto a otros grupos musculares, juegan un papel muy importante a la hora de mantener nuestra columna estable y erguida.  Si trabajamos en mejorar y potenciar nuestro estado muscular,  el riesgo de sufrir recaídas o nuevas crisis de dolor se verá disminuido considerablemente.

Método Pilates, un gran aliado para nuestra hernia discal

¿Pilates me beneficia?  

Es una de las patologías más comunes a nivel lumbar. Y muchas son las personas que una vez diagnosticadas, se preguntan si practicar Pilates es recomendable para su lesión. Pues bien, la respuesta es sí, siempre y cuando esté bajo la supervisión de un profesional. Cada vez es más utilizado como método de rehabilitación, esto es debido al buen condicionamiento físico que conseguimos a través de sus ejercicios, y todos los beneficios que obtenemos al practicar este tipo de trabajo.

¿Qué conseguiremos con el método Pilates?

Aprendemos a reeducar nuestra respiración, a fortalecer tanto nuestra musculatura más profunda como la más superficial de nuestro tronco, dando así una mayor estabilidad a nuestra columna, mejorando el equilibrio y la coordinación, obteniendo una mayor flexibilidad y fluidez de movimiento y mejorando así nuestra postura.

Un pequeño consejo: “No por mucho madrugar amanece más temprano.” Con esto, lo que quiero decir, es que realmente lo que interesa, no es la intensidad ni cantidad de ejercicio, sino la calidad con la que se realice. Nuestro propio cuerpo nos marca el ritmo de trabajo, requiere tiempo y dedicación, que en pequeñas dosis, nos llevará a conseguir nuestro objetivo: cuidarnos y sentirnos bien.

Esta entrada también está disponible en: Catalán

Un comentario en “Método Pilates, un gran aliado para nuestra hernia discal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *