Ondas de choque y patología músculo-tendinosa

La terapia con ondas de choque se ha convertido en una herramienta cada vez más utilizada para el manejo de patologías músculo-tendinosas que no responden bien a los tratamientos habituales y terminan cronificándose.

¿En qué consiste?

Como ya hemos visto en Tratamiento con ondas de choque esta terapia consiste en la aplicación local de ondas acústicas que, a través de fenómenos mecánicos, provocan diversos efectos biológicos sobre el tejido, entre los cuales destacan:

  • Disminución del dolor (Analgesia)
  • Efecto antiinflamatorio
  • Promoción de la regeneración de los tejidos
  • Aumento de la vascularización y creación de nuevos vasos sanguíneos…

Es debido a estos efectos que la aplicación de ondas de choque puede ser de gran utilidad en el tratamiento de diversas alteraciones músculo-tendinosas.

¿Qué tipo de patologías pueden beneficiarse?

Las indicaciones de esta terapia continúan aumentando en la medida que se publican más estudios por parte de la comunidad científica. Entre los procesos comúnmente tratados y que suelen responder bien al tratamiento podemos mencionar:

  • Síndromes miofasciales (localizados)
  • Tendinopatías del hombro
  • Trocanteritis / Bursitis trocantérea (Síndrome de dolor del Trocánter Mayor)
  • Epicondilitis lateral (Codo del Tenista)
  • Tendinitis Rotuliana
  • Tendinitis de Aquiles
  • Fascitis Plantar

¿Cómo se aplican?

Como todo problema de salud, se recomienda una valoración médica previa para precisar el diagnóstico, evaluar opciones de tratamiento, descartar posibles contraindicaciones y aclarar dudas que puedan surgir.

Es imprescindible contar con pruebas de imagen que confirmen el diagnóstico y ayuden también a descartar otras patologías que pueden estar presentes.

Habitualmente los protocolos de tratamiento contemplan un número de 3 a 5 sesiones que se realizan una vez a la semana o una vez cada dos semanas.

¿Es doloroso?

Pueden haber molestias al inicio pero disminuyen al continuar con la aplicación.

¿Cuándo se nota el beneficio/ mejoría?

El tiempo que tarda en hacer efecto es variable. Es común notar los beneficios tras las primeras sesiones pero pueden tardar hasta tres o cuatro meses en aparecer.

¿Tiene efectos secundarios?

Pueden observarse algunos efectos secundarios. Los más comunes son el dolor, enrojecimiento y equimosis leves en la zona tratada (resuelven espontáneamente).

¿Se puede aplicar en todas las personas o existen contraindicaciones?

Las ondas de choque no se han de aplicar en los siguientes casos:

  • Presencia de tumor o cáncer en la zona de aplicación
  • Embarazo
  • Cerca de los pulmones o vísceras abdominales
  • Cerca de las áreas de crecimiento óseo en niños o adolescentes
  • Cerca del cerebro o médula espinal
  • Tratamiento con anticoagulantes (pe: Sintrom, Pradaxa, Xarelto, Heparina) o enfermedades de la coagulación

En resumen

La terapia con ondas de choque es una herramienta terapéutica muy útil en alteraciones músculo-tendinosas crónicas y que no responden bien a los tratamientos habituales. Hemos de considerar siempre que el estudio de los efectos y aplicaciones de las ondas de choque progresa constantemente. Antes de proceder a su aplicación se recomienda consultar a su médico.

👉  Visita nuestro servicio de Fisioterapia

Esta entrada también está disponible en: Catalán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *